vacaciones infernales

Andaba yo buscando una fotografía para clausurar oficialmente las actividades de este blog hasta mi regreso de Cádiz y posterior visita al FIB cuando me encontré con esta tan carpetovetónica como aséptica imagen que bien puede haber sido captada en cualquiera de nuestros pueblos o ciudades. Hasta ahí, perfecto. Lo raro fue leer el texto que la acompaña:
Es muy corriente encontrarte un cartel como este en cualquier lugar público. Las vacaciones son un paréntesis en la vida de muchos. Y considero que son necesarias para recuperar energías y nuevas ilusiones. Pero quiero recordar que hay un sector en nuestra vida que no admite vacaciones. Se trata de la vida espiritual, del trato con Dios, de nuestra dimensión sobrenatural. Dar vacaciones al alma es perder dignidad y caer en manos de nuestros enemigos de siempre: MUNDO, DEMONIO Y CARNE. Es una pena que haya cristianos que durante el curso normal del año hayan llevado un orden, un plan de vida serio, y que hayan adelantado notablemente en la vida espiritual, y al llegar el verano parece que Dios ya no cuenta, y el alma tampoco. En vacaciones se da un enfermedad grave que se puede convertir en epidemia: dar culto al cuerpo sin regatearle ninguna de sus exigencias. ¡Ya vendrá el invierno!, dicen muchos. Y precisamente para esos el invierno llega en verano. No cierres por vacaciones. Allí donde vayas está Dios, y el te sigue queriendo y esperando. FELICES VACACIONES JUNTO A DIOS. Un saludo.
Este tremebundo manifiesto de estupidez no carente de humor involuntario lo firma un tal Juan García Inza (quien tiene a bien incluir su dirección de correo electrónico, juangainza1@hispavista.com) y posee la virtud de poder llegarle a amargar el estío al más pintado y/o empujar al apostatado radical y urgente.
Así las cositas, vuestro diyéi busco algo menos trascendente y dio con este bonito collage químico (obra de esquivando) para recordar que su blog permaneceré en standby hasta el 9 de agosto. Por favor, ceded a todas vuestros deseos, dadle rienda suelta al pecado, no le regateeis ninguna exigencia al cuerpo, disfrutad de la bendita enfermedad del asueto y dejadle a dios que descanse solito y a su bola, como siempre, el séptimo día; dicen los que entienden que con eso le basta.
¡¡Salud y república (laica)!!

In the mix Bright Eyes I’m Wide Awake, It’s Morning

2ps

1-me acabo de enterar de que la última sesión de grabación del Smile original tuvo lugar el 18 de mayo de 1967; es decir, exactamente un año antes de nacer este su diyéi

2-sé que no es exacto decir que la copla es post civil war blues porque existen coplas anteriores a la Guerra Civil, pero sin duda el género se desarrolló y adquirió plena significación después de ésta

amén

In the mix Beach Boys Pet Sounds (Remastered)

2lágrimas

primera lágrima – el triunfo de la voluntad

Cuando acabamos Smile sentí cómo mis demonios me abandonaban. Mi alma estaba curada.
Brian Wilson
Acabar una obra de arte es una estupidez
Pablo Picasso
El arte es enfrentarse cara a cara con uno mismo
Jackson Pollock

Hoy, sábado 9 de julio de 2005 he asistido a un exorcismo: la lucha de un artista excepcional contra los fantasmas de su propio arte, Beautiful Dreamer: Brian Wilson & The Story Of Smile.

Wilson acabó convirtiendo el titánico esfuerzo de una sonrisa en su infierno particular. Quiso ser mejor que los Beatles (aunque ya lo había logrado con Pet Sounds y Good Vibrations) en una carrera absurda a la que acudió impulsado por un padre que le agredió, le tiranizó y le enseño a ser descarnadamente competitivo mientras él y sus Beach Boys se encerraban en los placeres de la playa y construían algunos himnos inmortales del pop.

La sonrisa crecía, allá por 1966, entre canciones escritas mano a mano con Van Dyke Parks, la grabación modular de Brian Wilson, una enorme caja de arena para componer como si estuvieran en la playa, tiendas árabes, cascos de bombero, verduras crujientes y un despliegue tan inusitado como incomprendido de talento. La falta de interés de sus compañeros de Beach Boys, el miedo al fracaso y una maldita canción dedicada al fuego le hicieron abandonar su empeño e instalarse en la paranoia, espoleada por la obsesión de su padre por decubrir qué drogas consumía Brian. Smile no se publicaría nunca.

37 años después (tras haber pasado por las manos de un psiquiatra que acabó de consumirle la energía y el dinero, casarse en 1995 con una mujer que le ayudó a enfrentarse de nuevo a su música y hacer una gira retomando Pet Sounds con maestría) era capaz de interpretar en directo Heroes & Villains por primera en su vida en un homenaje que le rinideron sus compañeros e incluso plantearse y conseguir terminar, o rehacer, o rematar a partir de las grabaciones existentes, esa sonrisa que casi le costó la vida. Una sonrisa que todavía le cuesta esbozar.

El documental cuenta todo esto y, al margen de otras consideraciones, me ha hecho llorar. Osea, que os lo recomiendo. Sonreid…

In the mix Beach Boys Smile 2000 (Millenium Edition)


Segunda lágrima – post civil war blues

O más bien la primera, derramada ayer en el Teatro Español ante esos blues de postguerra civil (sí, también conocidos como coplas) en las voces de Martirio y Miguel Poveda y bajo el nombre de Romance de Valentía. Tras entender que ella es una intérprete excepcional y enamorada de su arte; que él es uno de los cantaores más infravalorados y llenos de matices que conozco; que el tango, la copla, el flamenco, el jazz y el blues son diferentes formas de expresar lo mismo; que ellos y sus músicos fueron capaces de hacer que no los distinguiéramos durante dos horas.

Sí, también me hicieron llorar.

In the mix Martirio Coplas de madrugá