Lo mejor de la década 1: mejores discos internacionales 2000

Echando cuentas, éstesudiyéi cae en la ídem de que apenas quedan 20 semanas para acabar el año 2009; es decir, la década. Y entonces incurre en un error gravísimo. Decide publicar una listita cada una de esas semanas con los -para él, claro- mejores discos de cada año de dicha década (¿la llamaremos, como dice el noble JIG, la de los ceruenta?): ora internacionales, ora de acá. Osea, 20 listitas. Un ejercicio tan inútil como divertido para los que estamos enfermos de estas cosas; y, a la larga, agotador. Seguramente con la sesera frita por el insoportabilísimo calor, acuerda consigo mismo que de los de fuera sean 15 discos por año y que los de aquí (la cosa no da para más) sean solamente 5. Y encima pretende comentar -brevemente, no se asusten demasiado- cada uno de los 200 disquitos resultantes.

3reglas (auto)impuestas:
-sólo serán listadas novedades, nada de reediciones o recopilaciones de grandes éxitos; aunque sí podrán aparecer recopilaciones que incluyan canciones editadas en el año en cuestión
-en caso de duda y/o discrepancia con la fecha de publicación de los discos entre el país de origen y el nuestro, se optará por la que mejor convenga en cada momento
-los discos se presentan en orden alfabético y no como cuenta atrás. Ergo, se consideran todos los discos por igual.

Así que, sin más dilación, se emprende ya mismo viaje internacional a ese Año 2000 glosado por el insigne Miguel Ríos en una ¿inolvidable? canción.

Björk Selmasongs
Lo que en un principio podría ser un trabajo menor, la banda sonora de Bailar en la oscuridad en la que Björk ejerce también de premiada actriz -una auténtica joya también la película-, brilla en las manos de una Gudmundsdóttir en estado de gracia. Pop esquinado pre y post-industrial.

Broadcast The Noise Made By People
Con permiso de The Postal Service, el disco de pop electrónico de la década. Eso sí, nada que ver. Lo de Broadcast es atrevimiento puro. Y siempre funciona. La voz de Trish Keenan es única en la más amplia acepción de la palabra.

Calexico Hot Rail
Podría ser éste, o Feast of Wire (2003) o incluso Carried to Dust (2008), pero el buen hacer fronterizo de Burns y Convertino tiene que aparecer en lo mejor de la década sí o sí. Delicados, explosivos y, en líneas generales, emocionantes.

Common Like Water for Chocolate
Funk, soul futurista pero impecable, afrobeat y hip hop mezclados en las dosis perfectas. Uno de los grandes discos de rap de lo que llevamos de siglo. En la cocina, D’Angelo, DJ Premier y el gran Questlove de The Roots. Casi ná.

Doves Lost Souls
El primer gran disco de pop inglés del siglo. Quedan rastros de la antigua encarnación tecnócrata del grupo, lo cual hace más grandes aún a temazos como Catch The Sun. Por desgracia, y tras el también notable The Last Broadcast (2002), Doves no volvieron a levantar cabeza.

Eels Daisies of the Galaxy
Falsamente reposado, este es otro disco devastador de E. Con la ayuda de amiguitos como Peter Buck, Grant Lee Phillips o uno de los Dust Brothers, el barbudo nos expone -y cómo- a momentos tan abrasivos como Mr. E’s Beautiful Blues o Flyswatter. Y no es su mejor álbum de la década. Espérense a 2005.

Funkstörung Appetite for Disctruction
La lió muy gorda el dúo alemán con esta perversión de la electrónica, el funk y el hip hop desde lo que aún se llamaba Intelligent Dance Music. Cogieron -sin que les temblase el pulso- el relevo de personajes como Aphex Twin, que apenas aportó Drukqs un año después.

Goldfrapp Felt Mountain
Debut y cima de Alison Goldfrapp y Will Gregory. Texturas, ambientes, cantos de sirena y canciones como puños que engloban folk, trip hop, pop y hasta aires cabareteros antes de una reconversión al electro que les quitó demasiados matices. En 2008 regresaron en parte a este camino con un fantástico Seventh Tree que se ha quedado a las puertas.

Grandaddy The Sophtware Slump
Al final, el proyecto de Jason Lyttle ganó a los puntos a Dave Fridmann, Mercury Rev y otros popes del pop post-sinfónico-post-psicodélico recogiendo sus enseñanzas desde el lo-fi. Ninguno de ellos ha superado en estos 10 años este disco emocionante en su sencillez. Ni el propio Lyttle, claro.

PJ Harvey Stories from the City, Stories from the Sea
Primer y mejor disco de PJ de la década. Y eso ya es mucho decir. Mezcla y síntesis perfecta entre la crudeza de Rid Of Me y la alegría matizada de To Bring You My Love. Su disco más pop: lo demuestran singles pluscuamperfectos como Good Fortune.

The Magnetic Fields 69 Love Songs
La obra magna de Stephen Merritt. Sí, son 69 y vienen en tres discos casi sin desperdicio y transgenéricos, que priman el desarrollo de la canción sobre el sonido o la etiqueta. Lo mejor de unos campos magnéticos que han acabado la década un poco perdidos entre distorsiones pelín innecesarias.

Aimee Mann Bachelor no. 2
Aimee acababa de alcanzar su momento comercial álgido -nominación al Oscar incluida- gracias a sus canciones para Magnolia. Algunas están aquí, y junto a las demás retratan a una de las voces norteamericanas más originales de la década en su mejor estado de forma. Siempre melódica pero rebelde en todos lo sentidos. Única.

Primal Scream Xtrmntr
Aunque Evil Heat (2002) también mola lo suyo, este es el último gran disco hasta la fecha de los cachorros de Gillespie: extremo, doloroso, brutal. Rock, ruido, kraut, electrónica sin compasión. El choque de trenes entre el propio Bobby y peligrosos amiguetes del calibre de Adrian Sherwood o Kevin Shields.

Queens of the Stone Age Rated R
Bienvenidos al momento dorado de un personaje fundamental en estos 10 años, Josh Homme. En Rated R, aún con el tremebundo Nick Oliveri a bordo, el grupo emprende una huida a escape del stoner en pos de algunos de los momentos de rock más intenso de la década, lease Songs for the Deaf (2002) o Lullabies To Paralyze (2005). Pero este es el bueno, bueno.

Yo La Tengo And Then Nothing Turned Itself Inside-Out
Parece que no hacen nada, o que lo hacen con extrema facilidad… pero ahí están. Matizando. Con el ruido al mínimo, pero presente en su justa medida. Este es el mejor de los últimos 10 años, pero también una brújula para lo que estaba por venir: estructuras más complejas y, por lo general, reposadas.

Advertisements

3 Comments

  1. Hacer listas. Permite compartir experiencias con los demás al tiempo que intentamos explicarnos a nosotros mismos por qué sentimos tanta pasión por tal o cual trabajo. Mola.

    El de Common está muy bien, me lo compré y todo, pero desde el punto de vista del rap, 2000 es el año de Eminem. Si me apura, de Outkast, aunque con éstos en 2003 tiene otra oportunidad.

    2000 también fue el año en el que Ryan Adams y Badly Drawn Boy cimentaron su prestigio, que fueron dilapidando de forma más o menos acelerada durante los años siguientes.

    Quiero subrayar su mención a Aimee Mann: “Bachelor nº2” es muy grande, y si incluyera “Wise Up” (que sí está en la BSO de Magnolia) sería la releche.

    También quiero compartir el buen rollo que aporta “Mass Romantic” de The New Pornographers, el mejor disco de esta gente hasta la fecha.

    Y a Radiohead ni agua, ¿no? Pues igual era el año para citarlos…

    Like

    Reply

  2. Estimado Javi

    Aún más divertido que hscer listas es polemizar sobre ellas. Paso a ello. Common, y este disco en concreto, me parece mucho más interesante que el payaso de Eminem, al que no verá asomarse con ninguno de sus discos. Y Outkast están pelín sobrevalorados, aunque como usted dice, nos queda 2003. Sobre los New Pornographers, hablaremos otro año. Ryan Adams y Badly Drawn Boy nunca me gustaron, ni en disco ni en directo. Y a Radiohead los verá enseguida. Uno es más de “Amnesiac” que de “Kid A”, qué le vamos a hacer…
    Gracias por su interés.

    Like

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s