PAM, PAM, PAM, Ruido…

What a fuckin’ great noise!!! Éxito total del I Premio Ruido entregado por la PAM (Periodistas Asociados de Música) ayer 26 de enero de 2016 en El Sótano, acogedora sala de sonido poco menos que espectacular. Nuestro Mini-Mercury arrancó con muy buen pie, mucho ruido y muchas nueces. Enhorabuena al premiado, a la organización y a todos los que formamos parte de esta asociación…

¡Sí! Para mi alegría (era mi favorito de entre los 12 candidatos al premio) y la de muchos, “Voces del extremo” de Niño de Elche se llevó el primer Premio Ruido de la historia al Mejor Disco Español de 2015. Y eso que la competencia era dura en una excelente cosecha musical: los discos de Toundra, Pablo Und Destruktion, Tulsa, La Bien Querida, Disco Las Palmeras!, Soleá Morente, Nueva Vulcano, Francisco Nixon, Xoel López, Guadalupe Plata y L.A. eran los otros 11 candidatos. Los cuatro primeros (y el propio Niño de Elche) actuaron a lo largo de una ceremonia amena que no llegó a las dos horas.

Un cada vez más mediático, muy suelto y algo acelerado Ángel Carmona ejerció de adecuado maestro de ceremonias en una ídem que discurrió con ritmo y, sí, bastante ruido. Más allá del propio de la música, el de la actitud punk del propio Niño de Elche: “Lo único malo de la palabra ruido es que José Mercé la usó de título para un disco” o “Sólo me llaman para festivales y ceremonias en la primera edición o cuando no hay presupuesto. Aquí como mínimo se cumple lo primero” fueron dos de sus muchas perlas, que supuraron ironía. Como sus canciones supuran vitriolo, valentía y libertad. De lo mejor que le ha pasado a la música española en bastante tiempo.

Más punk con Pablo Und Destruktion, que arrasó oídos y mentes acompañado únicamente por la violinista (descalza) Sara Muñiz -pero muy lejos del formato acústico- se revolvió con rebeldía, tocó un tema que no está en el disco nominado y anunció la inminente aparición del Sindicato de Músicos que “el año que viene otorgará un premio al Mejor Periodista Musical”. El ruido de Toundra fue tan físico y apasionado como siempre; Miren Iza Tulsa -acompañada por su banda actual- desterró la calma chicha a golpe de emoción y La Bien Querida -con su inseparable David Rodríguez- abrió las hostilidades con la rebeldía… de su móvil, que se negaba a reproducir la base pregrabada.

Entre el público casi todos los nominados, un buen puñado de asociados de la PAM (entre los que no me pareció ver a ningún director de medio especializado, corríjanme si me equivoco), una cámara de Televisión Española e incluso algunos representantes de la industria. La guinda la pusieron dos pinchas-músicos (Álvaro Miss Cafeína y Ekain Dinero SCR) con un torrente de funk y aledaños por el que se dejaron llevar con especial fervor Pablo Und Destruktion y Miren Tulsa.

La Quincena Pop: Vida en Marte

No se me ocurre mejor homenaje a Bowie que la propia música: disfrutarla, vivirla, diversificarla, pontificarla, esparcirla, compartirla, olerla, saborearla, tragarla, devorarla… A todo ello -y más- me he dedicado en los últimos quince días. Con más ganas, pasión y convencimiento de lo habitual. Si cabe. Abarcando -voluntaria y accidentalmente- la mayor diversidad posible.



Por eso voy a desglosar en esta entrada la música vivida en estas dos semanas apasionadas y apasionantes post-Bowie a largo de las cuales, entre otras muchas cosas, me descubrirán alucinando con discos triples de solos de guitarra de Frank Zappa y Steve Vai; babeando con una ópera de Mozart de inenarrable envoltorio audiovisual; llorando con el cabaret poético de Schönberg; escuchando atónito los sonidos de la lavadora de Matmos; madrugando para ponerle a los Staple Singers a un bebé de siete meses antes de salir corriendo hacia un exclusivo concierto acústico de Nada Surf en un sótano molón; encontrando junto a Nicki Bluhm el punto G del orgasmo perfecto entre country, blues y psicodelia; bebiendo en mi sala favorita la cerveza exclusiva elaborada para el 30 aniversario de Sex Museum; bajando a otro sótano para celebrar otro 30 cumpleaños, el de mi amigo Pumba, con la actuación vellipúntica de uno de sus artistas favoritos, capaz de pulverizar con emoción mi canción favorita de Motörhead… Pues bien: todo ello -y muchas cosas más- pueden caber en el poliédrico universo de esa Estrella Negra, Duque Blanco, Camaleón, Ziggy Stardust, Major Tom… y todo lo que a su vez encapsula el ser humano laberíntico llamado David Robert Jones.

Después de una extraña noche sin apenas dormir, a eso de las 8:20 de la mañana del lunes 11 de enero de 2016 me noquea con rabia la noticia. Él tampoco era inmortal, pero sí supo hacer de su muerte una obra de arte más: 3 días después de su 69ª onomástica y de la publicación de su disco de estudio número 25 en algo más de 50 años de carrera; fascinante trabajo que anticipa, retrata y analiza su propia muerte anunciada. Lo primero que sentí fue una angustiosa sensación de culpabilidad: apenas unos días antes había decidido dedicar mi sección en El Telescopio -coincidiendo con la publicación de “Blackstar”– a “las muertes y las resurrecciones de Bowie“… sin saber que ya no habría más. Que ésta era la última reinvención, el último de sus “Ch-ch-ch-ch-changes”. Me quedé bloqueado pero enseguida supe que, más que nunca, había que seguir adelante con ese homenaje que finalmente grabé junto a Jorge Obón en el estudio de Radio Círculo el día siguiente. Una grabación hermosa, dolorosa, diferente… ésta… que no he sido capaz de escuchar aún. Sí quise ver, la misma noche del lunes, los programas de Nos Queda la Música que dedicamos a Bowie allá por 2004 y que mis ex-empleadores canallas decidieron recuperar, vendiéndolos como si fuera un especial hecho para la ocasión.

Las Odio

Cosas del Círculo de Bellas Artes: sin saber nada al respecto, nada más salir de la radio me topo con Alejandro Sanz y con uno de mis antiguos jefes de 40TV, Sandro, que me invita a asistir al Básico del cantautor, a punto de realizarse en la Sala de Columnas. Decido quedarme un rato muy mainstream antes de salir escopetado hacia El Sol donde Arrebato Libros y el colectivo Sisterhood Madrid presentan “la poesía es el nuevo punk” con lecturas como puños de María Eloy-García y María Salgado y actuaciones de Abigail y la Cosa del Pantano y Las Odio. Viva el contraste.

El miércoles 13, más versos contundentes: recibo “El espejo” de otra poeta María… y amiga:

No dejes de escribir.
Pase lo que pase
nunca
dejes
de
escribir.

Pues eso digo yo, maja.

De las obsesiones de González Martín-Lorente reflejadas en su espejo de tinta a las de Munch expuestas en las paredes del Thyssen (eres muy rock and roll, Edvard) para que después, en plena comida con mi querida Marcela, salte otra sorpresa sónica: ella y su hermano Michel me invitan -junto a Araceli- al ensayo general de La flauta mágica de Mozart en el Teatro Real. Un montaje que nos deja sin palabras y con la mandíbula rota de puro boquiabiertismoprodigio audiovisual interactivo difícil incluso de describir con palabras.

Robert Forster

Más música el miércoles 13 con Robert Forster y su guitarra en El Sol, desempolvando canciones de Go-Betweens y de sus propios discos en solitario. El último y muy estimable “Songs to Play” nos ha devuelto al australiano cuajadito de elegancia pop en toda su amplia gama de grises.

El jueves descubro el Carpool Karaoke del Late Show de James Corden con fantásticas actuaciones de Stevie Wonder y Adele sobre 4 ruedas; el viernes llegan las “Nuevas ruinas” de Mucho entre sintetizadores, el falsete de Martí y los bailes de los demás; el sábado y el domingo son invadidos por “Not to Disappear” de Daughter y otra vez Bowie, con un precioso homenaje en forma de desfile por el Barrio Francés de Nueva Orleans, encabezado por Arcade Fire y la Preservation Jazz Hall Band. Todos héroes.

Nueva semana encabezada por el Blue Monday: tercer lunes de enero, 18. Había sido infinitamente más “blue” el lunes anterior… y desde luego lo sería también el martes 19, con la muerte de Glenn Frey de los Eagles. Para mí siempre será la voz de “New Kid In Town”, mi canción favorita de los héroes del “soft-rock”. Sí: soft por los cojones.

Martes también jamaicano: vuelvo a mi facultad de Ciencias de la Información años después para asistir -en el edificio “nuevo”… que lleva ya construido más de diez años- a la presentación de “Ska en España: la vida no se detiene”. Primera historia del género -en nuestro país y, según parece, en el mundo- de la mano de Jaime Bajo y Gonzalo Fernández Monte. Con ellos en la mesa, Fernán de Val, Héctor Fouce y hasta Víctor Lenore. Pasión, rigor y toneladas de groove.

Pierrot lunaire

Chairlift, Ellen Allien y Apparat, el dúo entre Matthew E. White y Natalie Prass, la música de lavadora de Matmos y el transgender-house de The Soft Pink Truth calientan el eventazo de la tarde/noche del miércoles 20: Schönberg en el Círculo; es más: en la misma sala del Básico de Sanz. Plural Ensemble, la cantante Laia Falcón y el director Fabián Panisello se las arreglan para arrancarme unas lágrimas con su puesta en escena del Pierrot Lunaire. Me recorre el mismo tipo de escalofrío que cuando me emocioné por primera vez escuchando a Ornette Coleman

Nada Surf

El jueves 21 se va desperezando entre secciones nuevas en este blog, un vídeo de Wild Honey, la noticia del disco de Elizabeth Fraser y, sobre todo, mi sobrino Mikel gateando al son de los Staple Singers. El día cunde y a la 1 estoy ya en El Sótano disfrutando de un exclusivo acústico de Nada Surf -presentación del nuevo disco y 20 Aniversario de la banda- gracias a las buenas artes de las chicas de La Trinchera. Precioso. Y no faltan dos de mis favoritas: “Whose Authority” y “Always Love”… ¿Han escuchado la versión de Masuno de la segunda? A lo mejor tienen ocasión de hacerlo en una o dos bodas que se celebran a lo largo de 2016… si es que les invitan, claro. Muy exclusivo. Avisados quedan.

Nicki Bluhm

Tras desvelarse el cartel al completo del Primavera Sound -¿se han enterado de que tocan Los Chichos?– y la presencia de Neil Young en el Mad Cool -¿O eso era secreto?-, otra vez el día acaba de manera inmejorable y en El Sol con Nicki Bluhm & The Gramblers. Algo así como si Linda Ronstadt, Grace Slick y Janis Joplin montasen un trío. Un cruce de caminos entre San Francisco, el delta del Mississippi, Laurel Canyon y Nashville. Country, blues, psicodelia y americana.

Oldseed

El viernes 22 también hay programa doble -o triple- gracias a que Pumba decide celebrar su 30 cumpleaños en Delia Records pinchando e invitando a uno de sus artistas favoritos: el canadiense Oldseed. Folk emocional, oscuro y sincero capaz de reducir a balada el “We Are The Road Crew” de Motörhead en un doble homenaje a los desaparecidos Lemmy y -como no- Bowie, rematado con uno de sus temas indispensables: “Modern Love”. Me llevo un pellizco en el corazón y un vinilo dedicado.

Una noche más acabo en El Sol. José Lanot demuestra que -además de enorme pinchadiscos y gran técnico de sonido- es un cantautor power-pop de lujo: recupera temas de Los Potros y nos regala temas propios que alguien debería grabar. Él y otros muchos amigos -David y Bea, las Lolas, las Marías, Big Collar, Alfredo, Juanito… como dice el amigo Santaner “etiquetar en Facebook esta noche es una profesión de riesgo”– envuelven en cariño el estruendoso trigésimo aniversario de Sex Museum, en el que incluso hay una cerveza fabricada para la ocasión con la que brindamos por la música. Una noche más. Y así sean todas.

La semana se dispara finalmente a las estrellas. Hasta allí sube “Gardenia”, el mejor homenaje posible de Iggy Pop a su amigo en compañía de un músico que, no lo olvidemos, puedo haber muerto hace muy poco en la Bataclan de París: Josh Homme. El adelanto de su álbum conjunto “Post Pop Depression” suena a los discos de Iggy de los últimos 70 junto a Bowie por los cuatro costados. Otro gran amigo de Bowie, Tony Visconti, nos desvela los secretos de la grabación de “Heroes” en este alucinante documental. Y yo mismo elijo esta estrella para dejar constancia de que, sin duda, hubo vida terrícola inteligente en Marte… y en el universo entero. Gracias por TODO, David.

Menudillos 1 (Post-Bowie)

La idea es ir recopilando en entradas del blog algunas de las reflexiones / pajas mentales / melodías encadenadas / novedades / recuerdos relacionados con la música que voy vertiendo sin ton ni son en Facebook. Empiezo con un puñado de menudillos posteriores al fatídico 11-E

12-E

¡¡¡R-O-C-K by S-C-R!!! Tuve la suerte de asistir al conciertazo de la Sala El Sol donde se grabaron las imágenes del recién horneado vídeoclip de “Puedes” (se me ve de refilón en algún que otro plano) junto a amigos comoMaite MorenoMarcela San Martín HermosillaAraceli ArnaizIvan Donoso,Arturo BengoaJuan Perez-Fajardo… y por supuesto los propios componentes del peasso de power-trío SCR: Jose Alberto SolisEduardo Molina Goigoux y Ekain Elorza Sarasketa ¡C-A-Ñ-A!

15-E

Jorge Obón y servidor rindiendo homenaje a Bowie en El Telescopio deRadioCírculo Cba. Emocionante programa. Muertes y resurrecciones. Te queremos, David… Escuchadlo, Carlos Rioyo JambrinaAlessandro DAngeli,Fernando NeiraFernando NavarroDarío ManriqueDiego Manrique MartinezDiego A. ManriqueAngel CarmonaJosé Manuel Sebastián CampoVictoria RodríguezRaquel Ramos GarciaMarta BarreirosBlanca Orcasitas FernándezBlanca del AmoBLANCA DBMarcela San Martín HermosillaLorena JiménezJuan Perez-FajardoAlfredo AriasAraceli ArnaizMaría BaigorriMaría Glez. Martín-LorenteMichelangelo BCSil GgrijalbaLourdes Ilian CrespoJosé Ignacio GonzálezJavier PulidoJavier RuizJavier JuárezJavier Colis… y todo buen fan de David Bowie que se precie de ello. ESCUCHEN AQUÍ

Martí Perarnau IV le saca lustre a su falsete mientras el resto de Muchoexhibe su capacidad de baile “funky” al ritmo de “Nuevas ruinas”. Tercer disco de Mucho, “Pidiendo en las puertas del infierno”, a la venta el día 22 de enero… https://www.youtube.com/watch?v=KVBb6EiNv_M Tomás Heredero,Emerge Management y Comunicación

18-E
Regodeándome en la belleza de luminosa oscuridad que descansa agazapada en las canciones de “Not To Disappear”, el segundo disco de Daughter… Agotando el día mientras me va invadiendo el sueño… Sssshhh… Buenas noches…
 
Se supone que hoy -tercer lunes de enero- es el día más triste y deprimente del año, también conocido como “Blue Monday”:https://es.wikipedia.org/wiki/Blue_Monday_(fecha). Yo diría que fue mucho más triste el lunes pasado, pero cualquier ocasión es buena para recordar esta obra maestra…
 
20-E
 
A dormir con una muestra del tremendo olfato de David Bowie, vía Pitchfork. A finales de 1966, después de escuchar una copia del acetato del primer disco de The Velvet Underground que le pasó el mismo Andy Warhol, grabó esta versión aún no publicada de “Waiting for the Man” y declaró que en el debut velvetiano había encontrado “lo que sentía y lo que desconocía del rock”. En ese momento empezó su fascinación con la música y la personalidad de su querido -y también desaparecido prematuramente- Lou Reed. En 1970 grabó otra excitante versión para la BBC (que se encuentra en el muy recomendable disco “Bowie at the Beeb”) y además la tocó habitualmente en directo con sus Spiders From Mars, llegando a aparecer otra versión -aún más rabiosa- en el “Live in Santa Mónica ’72”, versión “oficial” de uno de los piratas más afamados de Bowie. Como (pen)último homenaje a la música de DB me he propuesto escuchar su discografía oficial al completo (con tranquilidad, para disfrutarla en condiciones) y he de decir que estoy descubriendo verdaderas delicatessen y más de una sorpresa entre su producción de la segunda mitad de los 60. Por mucho que os intenten convencer de lo contrario -el propio David incluido- no todo empezó con “Space Oddity”, amiguitos… ¡Buenas noches!
 
PS: Corrijo: no fue Warhol quien le dio la copia del acetato a Bowie sino Ken Pitt, manager entonces de Bowie quien a su vez contactó con la Factory y consiguió el acetato de manos de Andy Warhol. Así, Bowie hizo su versión incluso ANTES de que se publicase el disco de The Velvet Underground. Fascinante ¡Gracias, Christian San Martin! Os dejo el artículo en el que se da esta información, que además ofrece una fascinante perspectiva de la colección de vinilos de David Bowie
 
21-E
¡OJO! En un mes, los señores de Matmos nos desvelan cómo suena su lavadora ¿Un avance?
 
Gente interesante: el dúo Matmos ha hecho música con la cirugía, con los sonidos de la Guerra Civil estadounidense, usando técnicas de inducción parapsicológica e incluso -esto sí que es un reto- junto a Björk. Además, picado por su amigo -y afín en sonidos- Herbert, uno de ellos, Drew Daniel, puso en marcha en 2003 el proyecto de house (muy a su manera) The Soft Pink Truth, que debutó con este temarraco antes de dedicar sendos discos a la nueva ola ¡y al black metal!
 
Sí, habéis leído bien en la entrada anterior: esta es la fusión imposible (o no tanto) y descacharrante entre techno-house y black metal de The Soft Pink Truth… Os dejo su versionaza de la canción que dio nombre al género, de los mismísimos Venom. Yo me marcho a ver un concierto de Schönberg. Auf Wiedersehen!!!
 
Confieso que he llorado con esta magnífica interpretación del #pierrotlunaire de #schönberg a cargo del #pluralensemble y la cantante #laiafalcon dirigidos por #fabianpanisello ¡Gracias!
 
 
 
 

Hasta siempre, Bowie…

…has resucitado en múltiples ocasiones, la última hace apenas tres días, pero parece que tú tampoco eras inmortal… Lo siento, de momento no tengo más palabras propias. Usemos mejor las tuyas. Y, sobre todo, tu música.



Time takes a cigarette, puts it in your mouth

You pull on your finger, then another finger, then your cigarette

The wall-to-wall is calling, it lingers, then you forget
Ohh how how how, you’re a rock ‘n’ roll suicide


You’re too old to lose it, too young to choose it

And the clocks waits so patiently on your song

You walk past a cafe but you don’t eat when you’ve lived too long
Oh, no, no, no, you’re a rock ‘n’ roll suicide


Chevy brakes are snarling as you stumble across the road

But the day breaks instead so you hurry home

Don’t let the sun blast your shadow
Don’t let the milk float ride your mind
You’re so natural religiously unkind


Oh no love, you’re not alone

You’re watching yourself but you’re too unfair

You got your head all tangled up but if i could only

Make you care
Oh no love, you’re not alone

No matter what or who you’ve been

No matter when or where you’ve seen

All the knives seem to lacerate your brain
I’ve had my share, I’ll help you with the pain
You’re not alone…