Menudillos 12: 10 días de abril

¡Marchando unos menudillos! 10 días de abril en los que hemos perdido a Manolo Tena y a Tony Conrad; hemos disfrutado con el primer concierto de Melange (muy, muy pronto entrevista y reseñas por aquí); han vuelto Titán tras 10 años de ausencia; he conocido a Max Gazzé; he celebrado los nuevos discos de The BellRays (también hubo conciert(az)o) y Santi Campos (¡Ole sus “Cojones”!); he recopilado mi periplo latinoamericano en El Telescopio; he recordado a Vic Chesnutt, Gene Clark, Pavement o Pepe Marchena; he anunciado mi pinchada junto a Fermalasaña en La Noche Boca Arriba (30 de abril) y hemos tenido el placer de dar a conocer la segunda edición de #MiMúsicaTuRefugio en El Sol, 27 y 28 de abril con el cartelón a punto de desvelarse.

2-A

Flipando (mucho) con @melange_madrid Tocan todos los palos del progresivo (y muchas más cosas) y suenan solamente a ellos mismos.

 

“No Other” de Gene Clark es uno de esos discos mágicos que casi nadie supo apreciar en su momento (1974), pero que con el tiempo van ganando adeptos y, sobre todo, adhesiones condicionales (me incluyo en este último grupo desde que lo descubrí, hace algo más de dos años); de hecho, la propia figura de Gene Clark (seguramente el compositor más sólido de los Byrds) ha sido reivindicada en los últimos tiempos.

 

“No Other” causó sorpresa y confusión en su momento: cuando todo el mundo esperaba un trabajo acústico y delicado, como el también fantástico “White Light” de 1971 (https://open.spotify.com/album/7zP0OZQPJjL4EDMlNbUEdL), Clark y su productor Thomas Jefferson Kaye entregaron un álbum de canciones largas y complejas, de arreglos “a lo Wilson”, lleno de armonías vocales y detalles de orquestación que -para colmo- sobrepasó con creces el presupuesto inicial asignado por Geffen, compañía que había fichado a Clark precisamente gracias al mencionado “White Light”. Al encontrarse con algo así, no supieron qué hacer con él: la promoción fue irregular y acabaron despidiendo a Clark.
Crítica y público tampoco vieron unas virtudes que, 42 años más tarde -lo que tiene jugar con ventaja-, parecen indiscutibles. Y, por desgracia, el fracaso de “No Other” lastró la trayectoria posterior de un Gene Clark ya propenso a ciertas tendencias autodestructivas que falleció con tan solo 46 años, en 1991.
Indagando sobre el disco (aquí en Spotify), he descubierto que, con motivo de su 40 aniversario, en 2014, Victoria Legrand y Alex Scally (Beach House), decidieron formar una banda de músicos afines (The Gene Clark No Other Band) que rindiese homenaje al álbum interpretándolo íntegramente en directo. Entre sus componentes, gente de Fleet Foxes, Grizzly Bear, Wye Oak, The Walkmen o el mismísimo Iain Matthews de Fairport Convention. Por suerte, su concierto en el Music Hall de Williamsburg (ya sabéis: el epicentro original de lo hipster en Brooklyn) fue grabado por un equipo profesional para la posteridad.


 

4-A

Gente que se suelta, a rebufo de los muertos del día, a cebar la necrofilia (¿por qué no nos acordamos de la gente cuando está viva y solo la homenajeamos a título póstumo?) sin tener ni puta idea de qué o de quién hablan ¿Alguien me explica a qué cojones de “movida madrileña” pertenece un señor que empezó a mediados de los 70 en un grupo de blues rock con toques progresivos como Cucharada, montó después ese pedazo de power-trío de rock “a lo Police” llamado Alarma!!! (Con un gran guitarrista, por cierto: Jaime Asúa) y acabó haciendo pop adulto absolutamente mainstream en solitario o componiendo para Ana Belén, Rosario Flores o Ricky Martin? ¡Qué pereza dais, por favor!

 

 
5-A
YA en Malestar GeneralEl Telescopio mira hacia Latinoamérica. Incluye Podcasts de los programas y Lista Spotify con las canciones emitidas y extras.
Desde hace algo más de dos meses, llevo dándole vueltas -en mi cabeza, en mis oídos, en mis dedos y en el programa de radio que comparto con el insigne Jorge Obón Durán, El Telescopio de RadioCírculo Cba– a la música que se ha hecho en los últimos años en Latinoamérica. Un viaje alucinante -emprendido con la ayuda de los amigos de CharcoSebastian VeraMiguel Angel Garcia GarridoAgustin Lopez Costa Paz y especialmente Jimena Sporleder ¡Gracias!- que me ha llevado a un buen puñado de lugares bonitos, especiales, peculiares, absurdos, locos, curiosos, infernales, mágicos, paradisíacos, únicos… De momento, he escogido artistas de 5 países que espero poder ampliar: Chile, Perú, Colombia, Argentina y México.
Y hablando de Latinoamérica y más concretamente de México… Intenta no bailar esto… O escucharlo solamente una vez… Llevábamos más de diez años esperando el regreso de Titán -han pasado ya 17 desde su irresistible “Corazón” y el imprescindible discazo que lo contenía, “Elevator”– y el trío mexicano se descuelga con un revientapistas sugerente y oscurote. “Polvo sin anfetamina”, “leche negra / carbón blanco”, puritita “Dama fina”: sexo, drogas y… ¡Hi-energy!
 
Falta un mes (5 de mayo) para que Max Gazzè aterrice en el Teatro Barceló a presentar su último disco, “Maximilian”. 25 años de música contemplan a este italiano de vocación europea, un músico y actor que ha picoteado en numerosos géneros para acabar cultivando el suyo propio. Os dejo por aquí el genial clip de “La vita com’è” esperando que se traiga a sus “italianísimos” amigos al concierto… y que me pueda “tomar un café” con todos ellos…
¡OLE! El 30 de abril tengo una largamente esperada “lucha a temazo limpio” con el insigne Fer Caballero (Alias fermalasaña) en La Noche Boca Arriba deInés Lalo y Lalo Lalo. Y además comparto mes con los no menos insignes Pico Pala (Jose Alberto Sanchez Lamata + Marcos Martínez) y L’Enfant Terrible DJ (Andrés Castaño).
Y antes de dormir me ha dado por desempolvar la discografía de Vic Chesnutt y ando picoteando entre sus doce discos (más una banda sonora) firmados como solista, el que grabó con Mr & Mrs. (Kelly & Nikki) Keneipp y el grabado con Elf Power and The Amorphous Strums. Los 2 de brute (su colaboración con Widespread Panic) no los encuentro así que los dejo para otro día.
Recuerdo cómo este enorme compositor e intrépido intérprete me conquistó con su actitud agridulce y demoledora las dos veces que lo he visto en directo: con Elf Power como banda de acompañamiento en la sala Galileo -en 2008, un año antes de que se quitase la vida- y en Primavera Sound, en 2006, como parte de la maravillosa Undertow Orchestra, junto a otros tres monstruos de la música estadounidense de los últimos 30 años: David Bazan, Marc Eitzel y Will Johnson ¡Ahí es nada! En 2011, en otro concierto memorable, el propio Will Johnson y sus Centro-Matic le homenajearon en el Día de la Música.
Recuperando su música me doy cuenta, muy claramente, de cómo su arrolladora personalidad sale siempre a flote, rodeada de los más diversos músicos, sonidos, ritmos, estilos… Y de cómo la mayor parte de las veces sus canciones salen ganando, sea cual sea el entorno sonoro. Un músico flexible, expresionista, contradictorio y único.
Basta ver y escuchar esta BARBARIDAD, de auténtico escalofrío, junto a Guy Piccioto de Fugazi y músicos de Godspeed! You Black Emperor y Thee Silver Mt. Zion, grabada apenas un mes antes de su suicidio, acaecido el 25 de diciembre de 2009.
 
 
6-A
 
@thebellrays una vez más en @salaelsol Y no nos cansamos de de su heavy-duty-soul, oigan… / You got the fuckin’ power ‪#‎LisaKekaula‬!!!! @thebellrays / Funk it up!!! @thebellrays se multiplican por dos para los bises y nos gustan el doble…

 

 

7-A
 
Santi Campos @limpioynuevo mostrando sus “Cojones” a los mecenas…
8-A
Una vez más, bajo el nombre de #MiMúsicaTuRefugio, apostamos por la definitiva reubicación de los refugiados sirios, cuyos derechos han sido vulnerados de nuevo tras el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, en contra de la Convención de Ginebra. Para ello organizamos dos conciertos solidarios en la Sala El Sol de Madrid, los días 27 y 28 de abril de 2016, cuya recaudación irá destinada íntegramente a las tres organizaciones de ayuda al Refugiado en España –ACCEM, CEAR y Cruz Roja- y a la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados: ACNUR.
Fila 0: ES57 0049 1892 6421 1328 7273
Degustando el retorno de León Benavente, “2”. La primera palabra que me ha venido a la cabeza escuchándolo, rima con el nombre del grupo: URGENTE. Música urgente pero meditada, necesaria y cautivadora, robusta y sensible ¡Bravos leones!
 
 
Más o menos así está la tarde…
 
Gozando con el fantástico EP de “Covers” de The BellRaysLisa Kekaula, Bob Vennum y compañía (incluyendo a The Lips en la segunda parte del concierto) nos dejaron un fantástico sabor de boca el otro día en El Sol, donde presentaron esta colección de versiones que llevan a su terreno: de Cheap TrickStevie Wonder (pedazo de versión de “Living for the City” con Dallas Frasca) pasando por The Seeds (¡con la guitarra de Wayne Kramer de MC5!), AC/DC y mis dos favoritas: una sorprendente revisión-pelotazo-atronador de un tema no-tan-conocido de Black Sabbath (“Never Say Die”) y otra en clave de funk pringoso con desgarro soul-garajero del “Whole Lotta Love” de Led Zeppelin Official que ya hacían en directo desde hace un tiempo ¡YEAH!
9-A
 
Que digo yo que para ponerse el último de Parquet Courts… mejor se pone uno a Pavement. “Escuché su disco el otro día en una hamburguesería y pensé que eran Pavement”, dijo en una ocasión el mismísimo Stephen Malkmus ¿Cumplido? ¿Sarcasmo? ¿Ambos?
Concretamente me pongo las reediciones lujosas (aplíquese el adjetivo “a lo Pavement” pero también en sentido literal) de sus 4 primeros discos, que aparecieron entre 2002 y 2008 -coincidiendo con el décimo aniversario de cada uno de ellos- con (literalmente) docenas de temas adicionales: caras b, sesiones para John Peel, directos, inéditos de todo pelaje y condición, descartes, locuras en diverso estado de (des)composición y todas esas pequeñas maravillas que acechaban en cada esquina de su único, complejo y destartalado universo. Además de notas y delirios varios escritos para la ocasión por sus componentes. Todo ello conservando la estética original de cada uno de los álbumes, con uno de las políticas de reedición más exquisitas que conozco. No merecían menos.
Tuve la gran suerte de disfrutar de su directo en la gira de reunión de 2010, y ofrecieron un pedazo de concierto en Primavera Sound. Rescato para la ocasión un bolo completo en Holanda de la gira del único disco que no conoció reedición y que supuso su despedida: “Terror Twilight”.
 
 
PS: Entre los muchísimos extras, destaco por ejemplo esta joya de versión de “The Killing Moon”: “cu-cu-cu-cumber cabbage”
 
Hoy he anochecido con la música de uno de los inventores del cante moderno: Pepe Marchena. Aún controvertido 40 años después de su muerte, liberó el flamenco de las peñas, de las catacumbas, y lo subió a los escenarios. Lo devolvió al pueblo, siendo uno de los culpables de la “ópera flamenca”. Dotó a esta música de alegría y le restó oscuridad, fusionó, experimentó, se atrevió… fue el único cantaor que inventó un palo en el siglo XX: las colombianas. Con el advenimiento de la dictadura franquista y del conservadurismo y la ortodoxia de la mano de Mairena, sus logros se diluyeron; se le consideró poco menos que un traidor a la supuesta verdad inmutable del flamenco, casi un cantante ligero. Nada más lejos de la verdad: por suerte, basta escuchar sus cantes sin prejuicios para reconocer su revolución. Si esto no os conmueve, deberíais hacéroslo mirar:
 
 
10-A
Hace poco recordaba por aquí al Theatre of Eternal Music, el colectivo de música experimental, a propósito de “The Days of Wine and Roses”, el fabuloso debut del grupo al que Steve Wynn bautizó con “el otro” nombre que se le puso a dicho colectivo: The Dream Syndicate. Utilizando técnicas de “entonación justa” y “sonido sostenido” (que ahora conocemos como dron, o drone en inglés… y no hablo de los dichosos avioncitos), fueron pioneros de lo que llamaban entonces “dream music” (de ahí el sobrenombre) y ahora “drone music”.
Uno de los componentes de ese Teatro de la Música Eterna (fundado por LaMonte Young y en el que tocó John Cale) fue Tony Conrad, al que, por desgracia, perdimos ayer. No fue esta su única conexión con The Velvet Underground: tanto Cage como Conrad formaron en 1964 -junto a Lou Reed y otro importante artista de vanguardia estadounidense, Walter de Maria– el grupo fantasma The Primitives para el sello Pickwick, especializado en fabricar copias baratas de singles de éxito. Juntos grabaron el extraño y desopilante intento de éxito “garajero” “The Ostrich”, en el que todos los instrumentos estaban afinados en la misma nota, produciendo ese efecto de uniformidad (dron) que Conrad y Cale ya ensayaban en The Dream Syndicate. Podéis escucharlo debajo.
Poco después, Cale y Reed montaban The Velvet Underground mientras Conrad continuaba haciendo música con Young, desarrollando en paralelo su labor como cineasta experimental, componiendo y colaborando con Rhys Chatham (en cuya “orquesta de guitarras” llegó a estar Thurston Moore), Faust, Genesis P-OrridgeJim O Rourke. En 2011, Animal Collective elegían a Tony Conrad como uno de los artistas del festival All Tomorrow’s Parties del que fueron comisarios
PS: SÍ: CO-MI-SA-RIOS y no “curadores”, por cierto, como rebuznan equivocadamente los gilipollas modernos enganchados al anglicismo, que repiten “runner”, “outfit”, “total look”, “trendy”, celebrity”, “it girl”, “must”, “followers”, “save the date” o “dress code” sin parar y que me tienen hinchados los “eggs”… Yo es que debo ser muy “primitive”…
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s