Estéreo360º 133: Ainara LeGardon: Res-Cue

Ainara LeGardon 2018 (Fotografía de Rafa Rodrigo)

Ir a descargar

Estéreo360º “rescata” in situ y con gran placer a Ainara LeGardon (invitada por primera vez -vía telefónica- al programa hace algo más de dos años) para descubrir y analizar con ella las claves de su último proyecto musical: Res-cue: The Archive in the Mouth. Como ella misma afirma, se trata de la plasmación de un proceso de creación / retorcimiento / destrucción (…) pensar a la vez hacia delante y hacia atrás (…) una labor de arqueofonía (…) reflexión pública sobre la memoria (…) las relaciones con nuestros procesos y el tratamiento de un archivo propio (…) que verá la luz el 17 de marzo en forma de edición limitada: se trata de una caja con dos mix tapes y un libro que se podrá adquirir a través de su web personal y su Bandcamp.

Ainara en Monkey Week 2010 (Fotografía de DJFlow)

Ainara LeGardon parte en Res-cue… de una serie de grabaciones en su mayoría caseras que no desarrolló, olvidó, desechó o no consideró relevantes en su momento, para intentar dialogar con ellas en/desde el presente y a la vez con proyección desde/hacia el pasado… y el futuro. Para lograrlo, ha realizado nuevas grabaciones relacionadas de alguna(s) manera(s) -no necesariamente directas ni sencillas- con las originales; relaciones con distintos niveles de identificación y complejidad, que bien pueden experimentar diversas mutaciones en ese tránsito. Un argumento que se ajusta a su vez a la perfección a ese diálogo panorámico, constante y necesario entre pasado, presente y futuro que sustenta el concepto de Estéreo360º.

Ainara en Moby Dick, marzo de 2011 (Fotografía de DJFlow)

En el libro que acompaña a las mix tapes, se incluye profusa documentación gráfica sobre todos los procesos de creación de Res-cue: The Archive in the Mouth, así como un texto de Ainara con el sustrato teórico del proyecto: la tesis. Además, a modo de adelanto, Oskar Alegría ha realizado este vídeo. A partir de todo ello, en Estéreo360º acabamos hablando Ainara y yo de pijamas, bolsas de contenido desconocido, un walkman capaz de resistir todo tipo de maltrato… y discos de Mark Lanegan, Chris & Carla o Kristin Hersh estrechamente relacionados con el proyecto. Los dos últimos forman parte también de la banda sonora de nuestra charla.

Ainara en Centro Cultural Galileo, marzo 2019 (Fotografía de DJFlow)

MENÚ SONORO

Ainara LeGardon: Ixo // Ainara LeGardon: Coming To an End/Llegando al fin // Kristin Hersh: Crooked // Chris & Carla: The Good News First // Ainara LeGardon: The Hands My Hands Held/Indescifrables // BONUS TRACK exclusivo para el podcast: Ainara LeGardon: Moscardón ///

Kristin Hersh

Si desean escuchar esta nueva entrega de Estéreo360º, denle al play o descarguen el podcast ahí arrriba y/o sintonicen la web de Radio Círculo el miércoles 19 de febrero a las 16 horas. Y -como siempre- este podcast está ya tambien en los principales agregadores: Spotify, Apple Podcasts, Player FM, Castbox… Tranquilos: aquí están todos esos enlaces.

Hardware y software de “Res-cue: The Archive in the Mouth” (Fotografía de Ainara LeGardon)

Estéreo360º 130: Adrian Belew 1978-1984 02

Ir a descargar

Llevaba su DJFlow un tiempo rumiando la posibilidad de hacer radio con uno de sus músicos favoritos: Adrian Belew. Y resulta que el propio Belew me dio la idea con algo que publicó en su (muy activo, por cierto) Facebook. Venía a decir esta bestia parda de los pedales de efectos y la imaginación guitarrística -a la par que buen cantante- que el hallazgo de unos pines le había llevado a recordar una época ultra productiva de su vida: de 1980 a 1984. Bueno: Adrian se queda muuuuuy corto diciendo eso. Tanto, que decido -tras incluir los años 1978 y 79- proclamarla solemnemente su Edad de Oro.

Para este segundo programa con el bueno de Adrian -tras repasar su concurso a álbumes y directos de Frank Zappa, David Bowie, Talking Heads, King Crimson y David Byrne además de a sus discos como solista de estos años- toca ahora revisar su capital aportación (a modo de francotirador o mercenario de altisimos vuelos) a una serie de discos absolutamente dispares editados entre 1981 a 1984. Ojo a la heterogénea nómina de artistas: Laurie Anderson, Herbie Hancock, Ryuichi Sakamoto, Jerry Harrison, Tom Tom Club, Joe Cocker, Joan Armatrading, Jean-Michel Jarre, Peter Wolf y Garland Jeffreys. En las imágenes que acompañan a este texto podemos ver las portadas de algunos de esos álbumes.

MENÚ SONORO

JERRY HARRISON (Things Fall Apart) / TOM TOM CLUB (L Elephant) / HERBIE HANCOCK (The Twilight Clone) / RYUICHI SAKAMOTO (The Garden of Poppies) / GARLAND JEFFREYS (Modern Lovers) / ROBERT PALMER (Si Chatouillieux) / JOE COCKER (Sweet Little Woman) / JOAN ARMATRADING (The Key) / PETER WOLF (Lights Out) / JEAN-MICHEL JARRE (Blah Blah Cafe) / LAURIE ANDERSON (Sharkey’s Day)

Si desean escuchar esta nueva entrega de Estéreo360º, denle al play o descarguen el podcast ahí arrriba y/o sintonicen la web de Radio Círculo el miércoles 22 de enero a las 16 horas. Y -como siempre- este podcast está ya tambien en los principales agregadores: Spotify, Apple Podcasts, Player FM, Castbox… Tranquilos: aquí están todos esos enlaces.

Estéreo360º 129: Adrian Belew 1978-1984 01

Ir a descargar

Tras los repasos a 2019 y la década (o lo que sea) de los dieces, Estéreo360º vuelve a la normalidad… si es que semejante cosa es posible. Llevaba su DJFlow un tiempo rumiando la posibilidad de hacer radio con uno de sus músicos favoritos: Adrian Belew. Y resulta que el propio Belew me dio la idea con algo que publicó en su (muy activo, por cierto) Facebook. Venía a decir esta bestia parda de los pedales de efectos y la imaginación guitarrística -a la par que buen cantante- que el hallazgo de unos pines le había llevado a recordar una época ultra productiva de su vida: de 1980 a 1984. Bueno: Adrian se queda muuuuuy corto diciendo eso.

Frank Zappa & Adrian Belew

Si le sumamos un par de añitos por delante, desde 1978, comprobaremos que, entre otras cosas, en esos siete años, y solo para empezar, fue guitarrista de Frank Zappa, David Bowie, Talking Heads y King Crimson. Todos ellos viviendo algunos de sus mejores momentos. Añadía Adrian que entre el 80 y el 84 participó en cuatro giras mundiales y grabó en estudios de Nueva York, Los Ángeles, Suecia, Londres o Tokyo. Además, claro, de poner en marcha su carrera solista y participar en numerosos trabajos ajenos ejercitando esas guitarras que no suenan a guitarra, que marcaron el sonido de esos años y son a la vez absolutamente atemporales… y que nadie ha superado ¿Qué les parece? ¿Da para programa? Pues yo creo que no ¡Da para dos! Y esto es lo que podrán degustar en el primero:

David Bowie & Adrian Belew

MENÚ SONORO

FRANK ZAPPA (City of Tiny Lites + Flakes (fragmento)) / DAVID BOWIE (Beauty & the Beast + D.J.) / TALKING HEADS (The Great Curve + Crosseyed and Painless) / KING CRIMSON (Frame by Frame + Heartbeat + Three of a Perfect Pair) / ADRIAN BELEW (The Lone Rhinoceros + She’s Not Dead) / DAVID BYRNE (His Wife Refused) //

Talking Heads featuring Adrian Belew

Si quieren escuchar esta nueva entrega de Estéreo360º, denle al play o descarguen el podcast ahí arrriba y/o sintonicen la web de Radio Círculo el miércoles 15 de enero a las 16 horas. Y -como siempre- este podcast está ya tambien en los principales agregadores: Spotify, Apple Podcasts, Player FM, Castbox… Tranquilos: aquí están todos esos enlaces.

King Crimson 1982

Estéreo360º 117: London Jazzing 01

Shabaka Hutchings

Ir a descargar

Los sicarios de la mentira y la ignorancia podrán silenciar el medio, pero NUNCA el mensaje. Por supuesto, Estéreo360º sigue más vivo que nunca, en Radio Círculo (GRACIAS), en el podcast de iVoox, en Spotify, en Apple Podcasts y donde haga falta y me dejen. De hecho, HOY he vuelto a grabar, ESTA SEMANA (miércoles a las 16 horas, como siempre) vuelvo a Radio Círculo con mi Vuelta al cole MIX… y ya tengo lista una nueva entrega que no se emite hasta la semana que viene… pero que HOY, más que nunca, quiero compartir con quien quiera escucharme / escucharla. Curioso: la protagoniza una de las músicas más LIBRES que existen: el JAZZ…

Nubya García

Con London Jazzing, mi Estéreo360º retrata en dos programas y a modo de dossier a una generación de jóvenes músicos afincados en Londres que usan el jazz como punto de partida para abrirse al hip hop, la electrónica, el funk, el pop… Un entramado de sonidos y músicos traducido en bandas como The Comet Is Coming, KOKOROKO o Nérija y solistas como Shabaka Hutchings y Nubya García.

The Comet Is Coming

En esta primera entrega sonarán

Melt Yourself Down: CAMEL / Sons of Kemet: ALL WILL SURELY BURN / The Comet Is Coming & Kate Tempest: BLOOD OF THE PAST / Shabaka & The Ancestors: THE OBSERVER / Theon Cross: ACTIVATE / Makaya McCraven: HALLS + MCCRAVEN ON THE MIC / Nubya Garcia: HOLD //

FONDO: VVAA We Out Here

VVAA: We Out Here (2017)

Despedida a destiempo: Scott Walker

Andaba yo flipando con el fascinante documental 30 Century Man sobre Scott Walker

(INCISO: como escribí a continuación en Facebook, la película ayuda a comprender (algo) mejor su intrincadísimo universo interior, sus motivaciones y la forma en la que funcionaba su inconmensurable y arcana creatividad. Permite comprobar cómo su música y su poesía han ido empapando todo lo que venía después -o más bien cómo nadie ha logrado transitar caminos parecidos y menos aún ir más allá, tal y como viene a decir Brian Eno en uno de los momentos más reveladores del documental-, y cómo ha impactado a algunos de los músicos británicos a los que más admiro: de Bowie -productor ejecutivo del documental, por cierto- a Jarvis Cocker pasando por el propio Eno, Allison Goldfrapp, Radiohead o Marc Almond, aunque este último me ha caído bastante mal cuando dice que Tilt es “un disco horrible”)

…y caí en la cuenta que no escribí nada sobre él cuando falleció el pasado 22 de marzo. Buscando otra vez en Facebook, me topé con otra cosita que me salió allá por enero de 2018 tras exponerme a una dosis -seguramente peligrosa- de su música y que me sirve perfectamente como obituario. Además, se refiere concretamente a la canción que da título a ese disco detestado por mi -ahora un poco menos- amado Almond. Miel sobre hojuelas…

Rendirse a la música de Scott Walker para desaparecer en cada nota, pelearse a hostia limpia con lo desconocido. Hacerlo sin anestesia ni prejuicios. Desbrozar cada canción a machetazos. Rebozarse en su deseo sucio y en su deslumbrante oscuridad. Enloquecer. Dejarse penetrar sin lubricación. Viajar a un universo tan propio como indescifrable, fuera de toda coordenada espacio-temporal, donde extremos y bandazos acaban revolcándose en una coherencia maravillosamente imposible, solamente suya.

El Señor Engel te abraza, te atrapa, te asfixia, te acaricia, te retuerce, te exprime, te olvida, te besa, te muerde, te deja hecho un puto trapo, te salva la vida, te eleva… Es extremadamente difícil: jamás explica ni perdona ni hace prisioneros; te exige todo sin prometer nada y la única recompensa es la que tú mismo encuentras. Si la encuentras. Por el camino (nunca recto, siempre torcido) es muy posible que te dejes la piel, pero… ¡Ay de ti si al menos no lo intentas caminar!

There’s a need to sleep
In the shag of his stomach
Slide around his eye
With your love in tow
If he heads this way
Don’t you say hello
Get out of the way

TILT (1995)

Quiero verte brillar de cerca…

o reflexiones a partir del 40 aniversario de El Aviador Dro y sus Obreros Especializados y la publicación de Anarquía científica.

Ahora que lo pienso, yo era un jebi muy rarito. Sobre todo por esa tendencia de serme infiel a mí mismo a golpes de tecno-pop… Porque ¿cómo explicárselo si no a ese mi yo de 13/14 años que era capaz de emocionarse de igual manera con The Number of the Beast, No Sleep ’till Hammersmith, Saints & Sinners, Live Evil o Volumen brutal que con Architecture and Morality, Dare, La noche, Quartet o los singles de Soft Cell y Depeche Mode? Fue quizá la primera de las muchas -y necesarias- contradicciones de mi historial melómano. Y luego estaba lo de Aviador Dro

Recuerdo perfectamente el impacto que supuso la llegada a mi vida de ese vinilo de Alas sobre el mundo que, por cierto, no sé dónde acabó… aunque tengo una leve sospecha. Por desgracia, no recuerdo exactamente cuándo ni cómo. Debió ser por esa misma época que reflejo en el primer párrafo, dado que se editó en 1982. Supongo también que, como otros muchos vinilos editados por Movieplay, lo debió traer mi padre a casa sin saber muy bien lo que era… ni lo que estaba desencadenando. (Resulta que por la fecha, según mi padre, esto no es posible. Así que me temo que sigo sin recordar cómo llegaron a mi vida esas Alas sobre el mundo).

SÍ: el caso es que estos cabrones me volaron la cabeza desde el minuto uno. A ver, esto era distinto a los otros tecnopops más comerciales que he mencionado más arriba. Desde ese surco me asaltaban sin filtro ni mucho conocimiento previo -por mi parte, digo- su actitud punk, la conexión indeleble con las vanguardias políticas, filosóficas y artísticas de principios del 20, esas experiencias en el Ateneo Libertario de Prosperidad y su contacto con la primerísima ola de la Movida o la inmersión en las músicas de -los para mí entonces desconocidísimos- The Residents, Devo o Can… sin olvidar a Kraftwerk, de quienes -como mínimo- ya había escuchado en la radio Pocket Calculator.

Imaginen: era un abismo la distancia entre dejar caer la aguja del tocadiscos en el larguísimo solo inicial del Prepárate de Obús y hacerlo en esa algarabia sintética de Brigada de demolición que abre la cara A –derribar para construir / destruir para edificar– y me dejó perplejo ipso facto. Recuerdo también mi fascinación al escuchar ese momento exacto en el que un ritmo espasmódico se congela ante cuatro notas de sintetizador -órgano, debía decir yo por aquel entonces, claro- que a su vez son el pórtico a ese glorioso estribillo monocorde de la televisión es nutritivaaaaaaa. O cómo me hizo reír esa versión del jingle del Corte Inglés llamada Sintonía de la moda estandarizada que inaugura la cara B. Otras cosas, en cambio, se me escapan: ¿Cómo reaccioné ante los chirridos galácticos y los robóticos coros femeninos de Cita en el asteroide Edén? ¿Me acomodarían el cerebro -no nos engañemos del todo, ya algo proclive a estas poluciones gracias a artefactos como El libro rojo del cole– la propia Brigada de demolición o La cicatriz en la fábrica roja para asimilar mejor las fábulas marxistas que me iban a contar Los electroduendes de La bola de cristal apenas dos años después?

Tampoco olvido que Alas sobre el mundo incluye la versión original de esa obra maestra de la (contra)nostalgia retro (ultra)futurista llamada Selector de frecuencias que saltó al mainstream un año después con revisión y producción de Julián Ruiz. Y que esa nueva versión marca el preciso y agridulce momento en el que mis Aviador Dro ya fueron de todos y se asimilaron de alguna manera a los -también muy queridos, ojo- Azul y Negro o -si me apuran- Mecano. Quizá algo murió en mi corazón de batidora en ese instante -el primero de otros muchos golpes de ese estilo que llegaron y llegarán después, inevitablemente-, pero también fue reconfortante comprobar cómo lo que era de alguna manera mi secreto -al menos eso pensaba mi yo de 14/15- podía, de repente, ser compartido por tantos.

Dudo si el siguiente Momentazo Aviador ocurrió así en realidad… o es fruto de mi mente hiperactiva. Según lo recuerdo, debió ser en 1987. En el programa televisivo Por la mañana, presentado por Jesús Hermida, las entonces conocidas como Chicas Hermida -(la abominable mujer de las) Nieves Herrero, Irma Soriano, Consuelo Berlanga…- y la más talludita María Teresa Campos. Creo recordar que fue esta última la que presentó -sin saber muy bien qué hacía, ni mucho menos quienes eran- a unos Aviador Dro especialmente rebeldes que atacaron con furia punk el playback de la muy agresiva La única solución es la venganza. Y sí, amiguitos: la venganza fue también nuestra solución. La liaron muy parda y -en mi memoria- La Campos recogió entre confusa y aterrada el testigo para pasar a vaya usted a saber qué mierda de contenido…

Quizá para comprobar la veracidad de esto último debo hablar con mi querida Patricia Godes -ella también recordaba los carteles gigantes del metro con la escandalosa portada del Lovesexy de Prince, editado apenas un año después del momentazo, en 1988, y de los que hablé por aquí cuando le perdimos-; más que nada porque ella es la coordinadora de esa deliciosa y harto recomendable Anarquía científica en la que estoy inmerso y que quizá me dé el dato buscado; es decir, el libro de 560 páginas con el que La Felguera conmemora -desde la fruición, el detalle y el mucho amor- los cuarenta años de vuelo. Patricia es además compañera en M21 Radio (hasta que nos dejen) y yo, por cierto, dediqué uno de mis Madridiscos para Madrid con los 5 Sentidos, no a Alas sobre el mundo sino a su siguiente y aún más completo disco: Síntesis. Podéis escuchar y descargar el programa justo debajo.

Ir a descargar

Después de esos años de aviador novato he seguido cultivando con cabezonería mi amor por el grupo: viéndolo en directo en varias ocasiones -a destacar la del Segundo Simposium Tecno, por ese repertorio especialmente viejuno y primerizo que me dio un excelso placer-; comprando las exquisitas reediciones de (PIAS) de Alas sobre el mundo y Síntesis, ese delicioso vinilo doble de color rojo editado por Elefant -me consta que Luis Calvo es fan irredento del grupo- o ese recopilatorio de maquetas y tomas primerizas Vano temporal, algo así como el Hardcore de Devo, cuya música áspera, fría y primitiva me hizo mucho bien hace 6 años para suavizar lo del ERE. Y… sí, por supuesto (como no), ya tengo mi entrada para el concierto de despedida de la gira del 40 Aniversario, el 14 de diciembre en Ochoymedio. Además, si todo va bien, el grupo -y responsables de Anarquía científica– serán protagonistas de una o dos entregas de Estéreo360º allá por octubre.

Enamorarse de Aviador Dro es mucho, mucho más que hacerlo de un sonido, de su música: es hacerlo del concepto, la mutación, el humor, las proclamas y manifiestos, la imagen, la lucha y agitación constantes, de una coartada intelectual verdadera y un manifiesto artístico integral… es casi una forma de vida: permitir que el entusiasmo desborde a la tristeza. Involucra a una estructura compleja de estímulos que puede llenar y dotar de sentido a más de 500 páginas de un libro, a 40 años de (r)evolución sonora… o a mi afán inagotable por conocer, trascender, disfrututar y vivir. ¡Gracias por tanto, Aviador! ¡Viva la revolución dinámica! ¡Acción contra tradición! ¡¡¡MUERTE AL PASADO!!!

Madridiscos 31: Demonios Tus Ojos “Demonios tus Ojos” (1988)

Descarga en este enlace y/o escucha en el player de arriba el Madridiscos de Demonios Tus Ojos, a partir de 1h’25’19”

Hablamos del único y homónimo disco de un súpergrupo del underground madrileño, publicado en 1988. Unió a dos de sus figuras más carismáticas y una sección rítmica muy a favor de obra… y resucitó 30 años depués. Tras javieres (Almendral, Corcobado y Colis) y un Nacho, hermano del último. Un cuarteto que trituró a la madrileña la herencia no wave y post punk, el blues bastardo, el noise o el free jazz. Letanía, ruido, vanguardia, desolación, deseo, nihilismo, distorsión, poesía, locura, experimentación… Bienvenidos al truculento universo de Demonios Tus Ojos.

Este Madridiscos pretende no solo hablar de Demonios Tus Ojos, sino además profundizar en las trayectorias, influencias, motivaciones y vigencia de sus componentes. Retratar una época de Madrid -el tránsito de los 80 a los 90- en la que muchas cosas -y muchas músicas- parecían posibles, y rendir homenaje a la intransferible escena musical nacida a su amparo, esa especie de undergorund existencial y expresionista. Toca reivindicar a bandas como Vírgenes Adolescentes, 713avo Amor y su idiosincrático líder Carlos Desastre o las carreras en solitario y los proyectos posteriores de los popes undreground Javier Corcobado (Chatarreros de Sangre y Cielo) y Javier Colis (Mil Dolores Pequeños, Vamos a Morir, Forastero…). Y a sellos como Triquinoise y Por Caridad Producciones.

J. Corcobado, J. Colis, N. Colis y J. Almendral

Madridiscos se emite ahora (y mientras nos dejen) los miércoles, a eso de las 17:15 horas en Madrid con los 5 sentidos de M21 Radio, en la web de la emisora y en el 88.6 FM. Manténgase atentos a la etiqueta de Madridiscos en Malestar General para posibles modificaciones, noticias, toda la información y los podcast de cada semana con las nuevas entregas.

Reunión de Demonios Tus Ojos, 2018